KONS 2013

Claribel Alegría

19 de febrero 2013, durante el Festival internacional de poesia de Granada, Nicaragua:

Motivación del premio

Con gran felicidad y agradecimiento en el año 2013 por la segunda vez asignamos el Premio literario internacional KONS, esta vez a la poeta nicaragüense y salvadoreña Claribel Alegría. Tener la oportunidad de asignar un don a la persona que tanto hizo por la poesía y el prójimo, es un privilegio que no es de cada día. El premio lo crearon tres poetisas europeas por razones que – estamos convencidas – se acercan aún hoy a las de la persona premiada sea en la escritura que en la vida. Estas son el incesante, insistente y paciente compromiso en el substraer a la riada del olvido aquellos fragmentos de la memoria que preservan los recuerdos individuales en la cotidianidad, y también el esfuerzo cotidiano di singulares mujeres, individuos y grupos de personas, para que los descendientes de ellos puedan vivir en manera mejor y saber más.

Claribel Alegría es primero de todo una persona, después poeta y otras cosas. De su obra literaria rica y comprometida, que cuenta con más de 40 libros y muchas otras publicaciones, es evidente que ella ha vivido y pasado muchas cosas. Empezando por la matanza de campesinos en el pueblo salvadoreño, de la cual fue testigo a la edad de siete años, pasando por la muerte del obispo Romero, del poeta Roque Dalton, de la madre (en el periodo en que era exiliada) y del amado esposo. De todos modos entretejió siempre de nuevo el dolor en el espíritu de los versos no puede conmigo la tristeza, la arrastro hacia la vida y se evapora. Sea en la poesía como en la prosa, que produjo sola o junto al esposo Darwin Flakoll siempre supo integrar con sensibilidad las experiencias personales en aquellas colectivas, desde las cuales nació la penetrante, humanamente calurosa y abierta poética que, cuando una persona la lee, abre rápido la vía hacia sus más profundas emociones, al mismo tiempo desde ella relucen también los conocimientos históricos y humanos. Además, incesantemente apoyó los jóvenes poetas intentando abrir a ellos el mundo literario.

Las poetisas y los poetas, escribimos para nosotros, uno para el otro y para los demás. Las palabras de los otros son, así, como nos recuerda Adrienne Rich, importantes para nuestras propias palabras. Y las palabras – una lira forjada con las cuerdas de su ser – que encontraron su camino en Europa y en Eslovenia, y con eso también en el mundo y en el lenguaje eslavo, nos persuaden y se quedan con nosotros. Gracias, señora Claribel Alegría porque nos mostraste, como ya Roque Dalton, que poesía no está hecha sólo de palabras.

A nombre del jurado del Premio literario internacional KONS le ofrecemos nuestras sinceras congratulaciones.